Fortalecimiento de liderazgo a Mujeres

abril 26, 2018 Escrito Por: caldh

Siendo las mujeres mayas las que históricamente han vivido las consecuencias de los sistemas opresivos clasistas, neoliberales, heteropatriarcales y racistas, viviendo con desigualdades, subordinación, opresión, sin poder decidir sobre sus vidas, cuerpos y su historia. Las mujeres y sobre todo mayas no han podido tener espacios para tomar conciencias, generar un análisis de la historia colectiva de subordinación que hemos tenido como mujeres y pueblos originarios. Los mecanismos de control y subordinación han limitado históricamente a las mujeres en el ejercicio de sus derechos. Es por ello necesario brindar espacios de información, de conocimiento, análisis histórico y contextual, proceso de recuperación del conocimiento y del ser mujeres. Los espacios propios generan una conciencia colectiva y crítica de las causas históricas y estructurales de la opresión, del continuum de violencias, violencia sexual, el racismo, de la guerra contrainsurgente, la colonización entre otros procesos.

Cuando existen una compresión histórica y colectiva de las causas estructuras de la opresión, existen un cambio de conciencia, cambios en ideas y creencias, y un reconocimiento de las resistencias, rebeldías y acciones. Analizar y conocer la historia de resistencia de los diversos movimientos de mujeres y de los pueblos mayas, motiva e impulsa acciones que generen cambios positivos para sus vidas, comunidades, colectivos, y en un proceso largo que puedan generar autonomía como mujeres y pueblos indígenas frente a sus necesidades humanas esencial, poniendo en práctica formas de vida ancestrales que protegen la red de la vida y la madre tierra. Deconstruyendo la opresión, las violencias y generando prácticas de buen vivir.

Aunado a ello, las mujeres en la medida de su fortalecimiento en conocimientos y habilidades para hablar/dialogar/tener una opinión vayan participando activamente y actuando en organizaciones mixtas (hombres y mujeres), comités, organización, comunidades con un análisis y propuestas desde y para las mujeres.

Contribuimos en la construcción de comunidades libres de violencia. Como parte del trabajo integral y estratégico que CALDH quiere construir, se propone generar un espacio donde participen mujeres mayas, mestizas, jóvenes, adultas, para desde ahí, poder resignificar la memoria, generar actuancias y generar relaciones interétnicas e intergeneracionales de respeto y equidad. Partiendo de las convivencias, conciencia colectiva y encontrando conjuntamente nuevas formas de ser y estar para las mujeres.

Es así como se han elaborado dos estrategias para la implementación del eje comunidades libres de violencia sexual y opresión de las mujeres. Por un lado: Fortalecer a los colectivos/comunidades de mujeres para generar cambios en lo personal, colectivo, comunitario para generar acciones que satisfagan sus necesidades humanas esenciales, libres de violencia sexual y opresión en lo individua, familiar y comunitario.

Y por otro contamos con la Estrategia de vincular la violencia sexual y opresión de las mujeres en el pasado y el presente mediante la recuperación y dignificación de la memoria histórica de las mujeres de las comunidades afectadas por el genocidio, racismo, opresión, continuum de violencia sexual, violaciones a sus derechos como mujeres y pueblos indígenas.

Dentro de estas estrategias para el fortalecimiento de liderazgo y ejercicio de derechos se han planteado 4 líneas de acción:

-Formación-sanación/recuperación: por medio de un proceso de formación política a nivel interregional donde participan mujeres de diferentes regiones para fortalecer los conocimientos, los derechos, se generan nuevas ideas, reflexión para la descolonización, recuperan conocimientos y herramientas propias de sanación, también existen espacios específicos en lo local, para cada uno de los colectivos de mujeres a los que se acompaña.

-Hilando el conocimiento de las mujeres indígenas: por medio de la sistematización de sus experiencias, historias, pensamientos, análisis, sentires, provocados en los espacios de formación-sanación. Se van hilando diferentes temáticas conforme se van trabajando año con año con el fin de que la palabra y el sentir de las mujeres mayas sea resignificado y darle vida en documentos, libros, documentales, imágenes, etc. Esto forma parte de la resignificación de la memoria histórica desde la mirada de las mujeres. Como ejemplo de este proceso, en la primera fase, se tiene el libro la voces de las mujeres persisten en la memoria de sus pueblos”.

-Fortalecimiento organizativo: mediante la generación de espacios propios, procesos de autoconciencia como mujeres y pueblos mayas, para que reconocer sus poderes y verse como actoras de sus vidas y actoras políticas que generan cambios en lo comunitario. Espacio de análisis, conocimiento del contexto. Cada colectivo/comunidad de mujeres puede elegir cómo se quiere organizar, y CALDH acompaña en este proceso, ya que son ellas mismas las responsables de su autonomía y generación de acción para lograr sus propios objetivos.

-Acciones comunitarias de sensibilización/información a la no violencia sexual:

Como resultado de la formación, su organización y conocimiento de derechos, las mujeres accionan en los espacios donde participan, iglesias, escuelas, comités, etc, defendiendo sus derechos para que no se genere violencia y opresión hacia las mujeres.

Acciones comunitarias: se motiva, apoya y articulan acciones en sus comunidades/regiones para que los colectivos, puedan pronunciarse frente a las violaciones a sus derechos humanos. Se facilitan procesos de comunicación participativa y comunitaria con el fin de utilizar la comunicación como una herramienta en su accionar político.

Fortalecimiento de liderazgo a Mujeres0

Fortalecimiento de liderazgo a Mujeres: